[Series] One Tree Hill deja marcas


Hoy les traigo como recomendación una serie que desde el primer momento en que decidí verla no imaginaria que iba a dejar una huella en mi vida. Así es, marcaría mi vida sin yo imaginarlo. Tan buena es que ya he visto sus nueve temporadas tres veces, y es que el drama, el básquetbol, las enseñanzas de vida y cómo debes tratar a las personas son los elementos que enganchan de esta serie.

Y aunque no fue una serie que ganó numerosos premios o recibió alta audiencia, sigue siendo, para mí, una de mis series favoritas de todos los tiempos. Por esto, y porque se lo merece, decidí hacer este post de One Tree Hill.

Originalmente, la serie se estrenó en el 2003 en Estados Unidos, años más tarde es estrenada en Latinoamérica, pero confieso que cada vez que veía una promoción de esta serie estaba renuente a verla. Finalmente, a finales del 2009 decidí verla, y vaya que no me arrepiento.


Sí, es una serie típica de estudiantes en su colegio, el romance de jóvenes con todo el drama de porristas, populares, deportistas, pero luego entendí que era más que eso. Aunque no quieras te vas enamorando de los personajes, principalmente, de Lucas, Peyton, Brooke, Haley y Nathan. Cuando creas ese vínculo afectivo con ellos, no puedes evitar sentir dolor, tristeza o desilusiones cuando los personajes pasan por etapas de dificultad, porque simplemente era lo que más atraía de la serie.

Sin embargo, poco a poco la serie fue adaptándose al crecimiento de los personajes. Dejan de ser simplemente estudiantes de colegio a ser adultos, defenderse ante la vida y lograr sus sueños. Nathan persigue sus sueños con el básquet, Lucas escribe su primera novela, Haley decide continuar con la música, pero siendo madre al mismo tiempo, Brooke sigue su idea de iniciar en el mundo de la moda y Peyton, quien es fanática de la música, decide crear su propia discográfica.


Otro punto interesante es que el lugar donde estos chicos se desenvuelven es en Tree Hill, y es allí donde siempre vuelven ante cualquier derrota o celebración. A partir de la sexta temporada algunos personajes abandonan la serie e integran a otros, que si bien no fue del agrado de muchos, dieron un buen giro en la historia.

Algo que no podemos olvidar de esta serie es su tema introductorio I Don’t Want To Be” de Gavin DeGraw– que sin duda alguna queda grabada en nuestra memoria por lo pegajosa.

La serie tuvo su final en la novena temporada, y a pesar de que la audiencia pedía a gritos a varios personajes de temporadas anteriores, la serie nos siguió enganchando y tuvo un final hermoso. Hoy día, puedo decir que esta serie aún es recordada por muchos, pues en serio deja un marca en ti muy difícil de borrar.


Mi personaje favorito siempre fue Peyton porque gracias a ella he descubierto música que jamás pensé encontrar -esto es uno de los atractivos de la serie- y cómo olvidar sus frases en numerosos capítulos y sus mensajes de enseñanza y fuerza. Simplemente, un personaje para admirar.

Si ya viste esta serie… ¿Cuál es tu personaje favorito?

1 comentario:

  1. A mi también me marcó esta serie.Creo que mi personajes favoritos son Brooke y Nathan, me encanta la evolución que han tenido

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.